In 50 Aniversario La Pollinica Marbella

Una campana tañe brillante un domingo de primavera, no tapan las nubes el cielo que celestea los pulsos de los diminutos cofrades que nerviosos van a comenzar su andadura en el cristiano camino de la hermandad.

Todo es nuevo y reluciente, el raso de las túnicas recién planchadas, los retorcidos cíngulos que cuelgan del picaporte de las puertas, las palmas blancas y frescas recién llegadas del levante ansiosas de que una manita pura las estreche para con ellas aclamar al Mesías que ya llega triunfante a esta Marbella hoy Jerusalén rediviva, para traernos Verdad, Esperanza y un Reino nuevo que no deja de hacernos temblar por la ilusión. Porque hoy domingo, vamos a aclamarlo en Hosannas y vítores, el Mesías esperado cabalgando al frente de un ejército, viene sencilla y humildemente a lomos de una sencilla acémila que extraña y sorprende pero que nos deja verlo todo claro cuando le miramos el rostro Dulce y Sereno, ese rostro que te mira y que te llama, que te atrae y te muestra lo prometido y en esa Verdad hace que no dejemos de gritar con el corazón Hosanna, blandir palmas blancas y agitar los verdes olivos.

Descarga el documento en PDF para continuar la lectura.

Contacta con nosotros

¡Hola! ¿Tienes alguna duda? Rellena el formulario y respondemos lo antes posible

Not readable? Change text. captcha txt